O SEU PORTAL COMPLETO

PESQUISA CATEGORIZADA

Cadastre-Se

O cadastro é rápido, fácil e você passa a ter acesso a muitos benefícios exclusivos, além de ter a oportunidade de realizar bons negócios. Entre e conheça tudo o que o site oferece a você e a sua empresa.


Já sou cadastrado!

País

Tipo

Categorias


Notícias

Contar con nuestra propia producción es clave para subsistir y seguir creciendo

J. Ramón Sánchez, de El Dulze: "Gran aumento de nuestros envíos a Oriente Medio"



"Contar con nuestra propia producción es clave para subsistir y seguir creciendo"



Representantes del Global Development Committee (GDC), de la Produce Marketing Association (PMA), se reunieron del 1 al 4 de marzo y visitaron algunas empresas referentes del sector hortofutícola de Murcia para conocer de cerca el potencial productivo de esta región, una de las más importantes de España. La primera parada se hizo en El Dulze, que manipula y expide 150.000 cogollos de lechuga al día durante todo el año con alta precisión y homogeneidad gracias, en parte, a la fuerte inversión en robótica de última generación y la automatización.



El Dulze tiene su sede en El Campo de Cartagena y dispone de aproximadamente 2.000 hectáreas de cultivo. Fue la primera compañía que empezó a cortar y pelar las lechugas Little Gem, para comercializar solo sus corazones, y también trabaja con otros 32 productos en los que destacan el maíz dulce, baby leafs, minizanahorias, hierbas aromáticas, pak choi, cebolla, apio, etc. La diversidad geográfica de su producción, entre 0 y 1000 metros sobre el nivel del mar, les permite suministrar durante los 365 días del año.



En los meses de otoño e invierno producen en Murcia, Almería y Alicante, mientras que en verano ubican sus cultivos en Albacete y Zaragoza. Gracias a esto, pudieron esquivar dos de las cuatro inundaciones que ha sufrido Murcia desde el inicio de campaña. La única competencia en los meses de otoño e invierno procede de otros productores de Murcia, ya que esta zona es la única que puede abastecer lechuga y otras hortalizas de hoja en esta época del año en Europa.



Las piezas de lechuga se clasifican por tamaño. Estas son peladas hasta quedar el cogollo y las hojas sobrantes son destinadas a alimentación animal. “Todas las lechugas deben verse igual. Es difícil encontrar en el mercado lechugas con tanta homogeneidad, gracias a una mayor selección, precisa y automática, que, aunque nos genera más merma, nos permite marcar la diferencia en calidad”, explica José Ramón Sánchez, CBDO de El Dulze.



El Dulze lleva trabajando unos 13 años con tecnología robótica y alta automatización que ellos mismos han desarrollado según sus necesidades gracias a que cuentan con su propia empresa de software y 24 programadores que lo hacen posible. Desde hace poco más de un año, han implementado también su nuevo sistema de visión artificial y Big Data que les permite ahorrar costes y ganar eficiencia, controlando la trazabilidad y la calidad desde el origen hasta el envasado del producto, la cantidad exacta de existencias en cada momento, etc.



La empresa creció un 20% en facturación el año pasado alcanzando los 45 millones de euros, y para este 2020 prevé un crecimiento del 12%. Cabe resaltar el significativo crecimiento de esta empresa desde los 15 millones de euros en facturación de 2012. Entre los productos con más crecimiento están los cogollos de lechuga y las variedades de hortaliza asiáticas.



De acuerdo con José Ramón Sánchez, “es vital disponer de nuestra propia producción si queremos sobrevivir y seguir creciendo. La agricultura de esta zona de Murcia se divide mayoritariamente en muchos agricultores pequeños que venden sus productos –principalmente lechuga, brócoli y pimiento– a grandes cooperativas y subastas. Nosotros preferimos controlar toda la cadena de producción desde la semilla. Vamos aumentando también nuestra producción de hortalizas ecológicas, aunque vamos poco a poco por los riesgos de plagas. Nuestro objetivo, no obstante, es que toda nuestra producción sea de Residuo 0”.



El 50% de lo que producen se destina al mercado interno, mientras que la otra mitad se exporta a países de la Unión Europea, Canadá, países asiáticos, Oriente Medio o incluso las islas Martinica y Guadalupe. “El crecimiento de nuestras exportaciones a Oriente Medio ha sido exponencial. El año pasado enviamos 150 contenedores a esos mercados y este año esperamos superar los 220 contenedores”, afirma el representante de El Dulze.



Respecto a la creciente preocupación de los consumidores por el uso excesivo de plástico en los envases, José Ramón indica que todavía no hay ningún material que pueda reemplazar las cualidades del plástico para preservar la vida útil de nuestros productos. “Si bien van apareciendo nuevos materiales algo más similares al plástico, estos son demasiado caros. No obstante, seguiremos investigando, ya que el mayor reto para esta empresa en los próximos años pasará por mantener un crecimiento totalmente sostenible”.



Para más información:

Noemí Pérez 

El Dulze Growers, SL

T: +34 968 174804

noemi@eldulze.es

www.eldulze.es


Outras Notícias